Más cerca de un tren «más rápido» que una Extremadura con Madrid

Trenes RENFE

A la espera del ansiado AVE o de un tren digno que no tenga incidencias en cada viaje, llevan los extremeños décadas. De momento, este mes de marzo llegan a la región extremeña unos trenes híbridos para realizar pruebas sobre las nuevas vías.

Según ha anunciado la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, para finales de este mes comenzarán las pruebas ferroviarias en la nueva línea Plasencia-Cáceres-Aljucén.

El tren en cuestión es el Alvia S730, un modelo que ha utilizado en Galicia y que permite circular a mayor velocidad y por todo tipo de vías. Es un transporte híbrido que ya se estrenó hace 10 años, pero que a Extremadura no ha llegado hasta 2022.

Gracias a la tecnología de tracción, tanto diésel como eléctrica, de estos trenes, pueden «extender las ventajas de la alta velocidad a tramos sin electrificar, ya que cuenta con un sistema de rodadura desplazable que también le permite circular por vías de ancho UIC (ancho AVE) o de ancho convencional», como son las de la región extremeña.

Primero circulará como tren diésel por las nuevas vías de alta velocidad en el tramo Badajoz-Plasencia.

De hecho, este tren primero circulará como tren diésel por las nuevas vías de alta velocidad que ya están terminadas entre Badajoz y Plasencia, y no será hasta el año que viene cuando transite esas mismas vías ya electrificadas. Pero hasta los próximos años no seguirá estrenando las nuevas infraestructuras entre Plasencia y Talayuela. Los extremeños tendrán que esperar a 2030 para poder hacer todo el recorrido hasta Madrid en una vía doble de alta velocidad y electrificada.

Algunas de las novedades que presenta el S730 son: un aumento de velocidad, ya que puede alcanzar hasta los 250 kilómetros hora en tramos electrificados y hasta 180 km/h en los que están sin electrificar; mejores prestaciones para los usuarios; mayor capacidad, ya que podrán albergar hasta 216 pasajeros en clase turista y 47 en clase preferente; y contará con servicio de cafetería, algo inusual para los actuales pasajeros del viaje entre Madrid-Badajoz, o viceversa.

Estas pruebas de fiabilidad de la nueva infraestructura son un requisito previo para que la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) certifique la circulación de estos trenes por el nuevo trazado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.